Saltar al contenido

Los Galaxy A de 2018 tendrán precio de gama alta

11 octubre, 2017
samsung-galaxy-a

samsung-galaxy-a

Los smartphones del 2018 pueden llegar de la mano de una gran innovación por parte de las marcas. O por lo menos así lo vaticinó Samsung. Ya que la marca asegura que lo primeros terminales con pantalla plegable llegarán el próximo año. De forma que algunos otros fabricantes, ya nos están presentando sus propuestas encaminadas por el mismo sector. Como ZTE con el Axon M que llegará con diseño plegable.

Pese a que Samsung y otras marcas quieran innovar en el mundo de la tecnología móvil, no pueden olvidarse de las sagas ya existentes. Ya que, por el momento, los smartphones de “diseño tradicional” son los que triunfan en el mercado. Por ello la marca ya ha anunciado que el Galaxy S9 llegará en dos formatos de tamaño. Eso sí, solo la versión Plus llegará con cámara doble.

La gama media de los coreanos también presentará novedades. En esta ocasión, serán algunas de las características de la gama alta las que serán portadas. Concretamente, la pantalla infinita es la primera en ser confirmada. O por lo menos una versión más asequible de la misma. De forma que, los Galaxy A contarán con borde redondeado y curva 2.5 D (para sustituir la pantalla curva). Lo que dotará a la gama de una estética más que apetecible.

Galaxy A (2018): la pantalla infinita se paga

Samsung-Galaxy-A-2018

Pese a que aún no ha sido confirmado, no es de extrañar que sean más las características de la gama alta que acaben llegando a la gama media-alta de Samsung. Como por ejemplo, la protección al polvo y al agua, el sensor de ritmo cardíaco o la reducción máxima de los marcos. De forma que los Galaxy A de 2018 se convertirán en los terminales de la gama media más premium del mercado.

Sin lugar a dudas la saga experimentará un salto cualitativo muy importante. Eso sí, todo apunta a que los usuarios también notarán un cambio más: el precio. Y es que, si los tope de gama cada vez suben más de precio, no es de extrañar que la gama media también lo haga. De forma que, si el Galaxy S más asequible suele costar unos 800 euros, los nuevos Galaxy A podrían llegar por 300 euros menos. Es decir, que la gama Galaxy A 2018 podría fácilmente partir de los 500 euros.  Un precio que encajaría perfectamente en el catálogo de la compañía (dejando a los Galaxy J por debajo de estos), pero que podría ser muy mal recibido por los clientes. Ya que, por poco más podrían hacerse con un gama alta de años anteriores.


Y tú, ¿Qué opinas de la posible subida de precio? ¿Crees que está justificado por la mejora de características?