Saltar al contenido

El Galaxy S5 Mini consigue Marshmallow, ¿nueva estrategia de Samsung?

25 octubre, 2016

galaxy-s5-mini-android-6

  No es un secreto que Samsung está pasando por un mal momento. Y no es que los productos de la compañía dejaran de gustar tanto a su público, algo que sí ocurrió con HTC. Sino que, como ya sabréis la reputación de la marca coreana ha caído tras el caso de los Note 7. Un terminal totalmente descatalogado a nivel mundial por el problema de sus baterías que explotan.

  Es cierto que la compañía ya ha pedido disculpas públicamente. E incluso, como no podía ser de otra manera, ha recompensado a los que confiaron en la marca y se hicieron con un Galaxy Note 7. En cualquier caso, el daño a la imagen de la empresa ya está hecho. Incluso, en TuTecnoMundo, nos preguntamos si sus últimos movimientos afectarán a su próximo buque insignia: el Galaxy S8.

  Está claro que serán los clientes los que decidirán si siguen o no confiando en el mayor fabricante de smartphones. Sin embargo, Samsung puede propiciar algún empujoncillo para facilitarles la toma de decisión. Y qué mejor forma de hacerlo que mostrando al público una imagen de marca que se preocupa por los clientes. Un fabricante que responde ante ellos, si confiaron previamente en la marca. Y que no deja tirados los terminales con promesa a actualización.

samsung-marshmallow-2

  La actualización de un terminal dos años después de su llegada, no es algo común verlo en el panorama Android. Y mucho menos si se trata de un dispositivo no perteneciente a la gama más alta. El Galaxy S5 Mini llegó corriendo Android 4.4.2 (KitKat) en su interior. Cuando consiguió Lollipop, muchos pensamos que sería su última versión. Sin embargo la compañía prometió una actualización más. Algo que al final la marca ha acabado cumpliendo.

Samsung quiere volver a ganarse a los clientes

  Han pasado casi 30 meses desde que el Galaxy S5 Mini llegó a mediados del año 2014. En su momento, se lanzó como la alternativa más pequeña y “económica” del buque insignia de la compañía de ese año. Sin embargo la realidad de los modelos ‘Mini’ de Samsung era otra. Distaban mucho en especificaciones del terminal de referencia y el espíritu del mismo solo se conservaba en el aspecto físico.

  Por ello, estos dispositivos recibían un peor trato pos-venta por parte del fabricante. Ya que, son los terminales de precio alto y potentes especificaciones los más propensos a actualizar. Por lo que no era de extrañar que el Galaxy S5 haya recibido Marshmallow y no hubiera esperanza para el Galaxy S5 Mini. Sin embargo, con las últimas caídas en popularidad que está experimentando la compañía, es normal que haya decidido varias su estrategia.

  La actualización del Galaxy S5 Mini a Android 6.0.1 Marshmallow es sin duda una gran noticia para los poseedores de este terminal. Pero también es una gran noticia para los compradores de Samsung. Y, de forma global para los usuarios de Android. Ya que puede significar un verdadero cambio de estrategia en masa a la hora de actualizar los terminales no pertenecientes a la gama alta.

  Y tú, ¿has recibido Android 6.0.1 en tu Galaxy S5 Mini? ¿Crees que será un antes y un después en el servicio post-venta de Samsung?