Saltar al contenido

Finalmente Samsung decide no portar Always On Display a los Galaxy S6 y Note 5

5 febrero, 2017

Samsung es uno de los fabricantes que mejor trata a su gama alta en cuanto a actualizaciones se refiere. Un ejemplo claro lo encontramos en el Galaxy S6 Edge. El que fue el terminal estrella de la marca hace dos años, tiene asegurada una nueva versión de software más. Lo que significa que la marca habría actualizado su primer móvil con pantalla curva durante más de 2 años. Un periodo mucho mayor al que asegura Google para sus terminales.

Los últimos tope de gama de la marca, los Galaxy S7 y S7 Edge, han gozado de un trato especial en comparación a sus antecesores. Ya que aunque Samsung suele mimar en este aspecto a sus terminales estrella, con estos dos la marca ha sobrepasado sus límites. La razón no es otra que el declive del Note 7. Un smartphone que estaba llamado a triunfar y alzarse con el título de mejor dispositivo hasta la fecha.

Como no podía ser de otra manera, Samsung desarrolló nuevas funciones para el Galaxy Note 7. Tales como el desbloqueo por escáner de iris, un nuevo paquete para el S-Pen o la tan codiciada funcionalidad Always On Display. Sin embargo, tras la retirada del mercado del Note 7, el nuevo software desarrollado corría el riesgo de ser desaprovechado. Por lo que los coreanos no dudaron en portarlo a su otro dispositivo del año, el Galaxy S7.

Es por ello que, el problema de las baterías del Galaxy Note 7 no solo ha dejado malas noticias. Sino que, gracias a la retirada del phablet, el Galaxy S7 disfruta de nuevas funciones de software. Y es que, ante la pérdida de un referente en su catálogo de grandes dimensiones, la marca tenía que mantener contentos a sus actuales clientes. Así como justificar nuevas características a los que quisieran hacerse con un nuevo Galaxy.

Always On Display no llegará al S6/Note 5 para reservar nuevas funciones a los últimos Galaxy

Cuando los coreanos decidieron portar funciones como Always On Display al Galaxy S7, muchos pensamos que llegaría también a la anterior generación. Ya que tanto el Galaxy S6 como el Note 5 seguían siendo actualizables. Es decir, que cuando Samsung optó por llevarla al S7, estos dos terminales no estaban descatalogados en cuanto a actualizaciones se refiere.

La batería sería un componente que la marca podría utilizar como disculpa para solo llevarla a su último dispositivo. Sin embargo, el Galaxy S7, el Galaxy S6 Edge Plus y el Note 5 cuentan con la misma cantidad de mAh. Además, se ha demostrado que a lo largo del día, la función Always On Display consigue ahorrar batería a sus usuarios. Porque estos desbloquean mucho menos su terminal. Por lo que la batería no sirve como disculpa para no portar la función.

La comunidad de desarrolladores, ya ha llevado esta función de forma extra-oficial a todos los terminales ya mencionados. Demostrando una vez más, que es la marca la que, legítimamente, no quiere dotar de todas las funciones posibles a dispositivos que ya no son novedosos.


Y tú, ¿has probado Always On Display en tu terminal? ¿Crees que el movimiento de Samsung está justificado?