Saltar al contenido

Android Wear sigue en caída libre, su ingeniero jefe abandona el proyecto

3 diciembre, 2017
android wear tipos

Tal y como muchos de vosotros ya sabréis, desde el minuto 1 del lanzamiento de Android Wear fuertes discusiones a cerca de su futuro se han ido aconteciendo. Con un mercado de precios elevados, bajas prestaciones y sobre todo la necesidad de cargar estos pequeños dispositivos, Google tiene la difícil situación de recomponer Android Wear después de que su ingeniero jefe haya decidido abandonar el proyecto.

Tal y como hemos comentado anteriormente, hace pocos años, los relojes inteligentes los podíamos encontrar por todas partes. Las campañas publicitarias de las principales compañías productoras se centraban en promocionar estos productos y la venta de los mismos estaba empezando a despegar. A pesar de ello, poco a poco las empresas han empezado a invertir menos en estos productos, la demanda ha caído en picado y la innovación parece haberse frenado en seco. Se trata de un fenómeno muy común en el lanzamiento de productos tecnológicos, pero en el caso de los smartwatches el ciclo de expansión y decrecimiento ha ido realmente rápido.

Bajo nuestro punto de vista, el principal motivo que provoca una caída pronunciada de la demanda es la poca necesidad que un producto de este tipo implica. Los smartwatches inicialmente se vendieron como productos totalmente necesarios para pasar nuestro día a día (al más puro estilo smartphone), pero al cabo de un tiempo, los usuarios que los habían comprado o aquellos que estaban por hacerlo, se dieron cuenta que las características de los productos lanzados por las empresas más importantes trataban de cubrir una necesidad que  en muchos casos no existía.

A todo ello se le suma la marcha de uno de los hombre de mayor peso en Android Wear. Empleado de Google desde 2006, en verano de 2013 David Singleton se unía el equipo de Android Wear para desarrollar una plataforma adaptada a los wearables. La idea es recibir notificaciones y poder controlar la música o las redes sociales desde la muñeca, sin necesidad de sacar el móvil del bolsillo. Este concepto se ha ido desarrollando, en algunos casos con bastante menos éxito del esperado, por varias de las compañías que han apostado por este modelo de negocio. Pero a día de hoy, aunque el soporte por software no depende de la empresa, Android Wear parece que atraviesa sus horas más bajas desde el mismo día de su lanzamiento.

Por el momento, el trabajo en esta versión del sistema sigue en marcha para adaptar Android Wear a Android 8.0. A pesar de ello, el discreto trabajo que encontramos, la falta de implicación por parte de las empresas y sobre todo la escasa venta de uno dispositivos demasiado caros para lo que pueden llegar a ofrecer, hacen que a día de hoy el mercado esté más en el aire que nunca.  Desde TuTecnoMundo creemos que el sector de los smartwatches se encuentra realmente en entredicho.

Y tú, ¿qué opinas a cerca del futuro de Android Wear?